domingo, 12 de junio de 2011

Consejo de Ibn Qayyim acerca de la crianza de los hijos.



Consejo de Ibn Qayyim (rahimahu Allaah) acerca de la crianza de los hijos.


Esto es un extracto de un famoso libro del Imaam Ibn al-Qayyim Jawziyyah (fall. 751 DH) llamado Tuhfat al-Mawdud Ahkaam bi al’Mawlud. Uno de los capítulos más importantes de su libro es el capítulo XVI, titulado “Fi fusul naafi'ah fi Tarbiyat al-Atfaal tuhmad 'awaaqibuha 'ind al-Kabr (Consejos útiles acerca de la crianza de los hijos que tendrá buenas consecuencias cuando el niño crezca). Lo que sigue es un resumen de lo que Ibn Qayyim dice:



1. El niño debe estar amamantado por una persona distinta a su madre, dos o tres días después del nacimiento.

Esto es mejor porque la leche después de ese tiempo es grasa y contiene diferentes ingredientes, a diferencia de la leche de uno que ha sido amamantado por un tiempo. Todos los árabes prestan atención a eso, y dan a sus hijos a nodrizas para amamantar, ya que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) fue dado a Banu Sa'd para ser amamantado entre ellos.

2. No deben ser recogidos y llevados hasta los tres meses de edad o más, debido a que sólo recientemente ha salido del vientre de su madre y sus cuerpos aún están frágiles.

3. Se les debe dar sólo leche hasta que los dientes aparezcan, ya que sus estómagos son débiles e incapaces de digerir los alimentos.

Cuando los dientes del bebé aparezcan, el estómago ha crecido fuerte y es capaz de alimentarse de los alimentos. Los alimentos deben ser introducidos gradualmente.

4. Cuando se acerque a la edad en la que comenzará a hablar y se aquel que quiera hacérselo más fácil, un poco de miel y sal deben ser puestos en la lengua del bebé, debido a que contienen sustancias que reducen el exceso de humedad que impide el habla. Cuando el niño comienza a hablar, hay que pedirle que diga: Laa ilaaha ill-Allaah Muhammad Rasul Allaah.

5. Cuando el tiempo en el que los dientes aparece, las encías se deben frotar cada día con mantequilla y manteca.

6. Los padres no deben enojarse cuando el niño llora y grita, porque se beneficia en gran medida del llanto. Ejercita sus miembros, abre sus entrañas y pecho, mantiene su cerebro caliente, calienta sus estado de ánimo, provoca su energía, crea las condiciones adecuadas para la materia de residuos de expulsión, y ayuda a eliminar el cerebro de moco y otros desechos.

7. El niño debe ser protegido contra todo lo que pueda asustarlo de ruidos fuertes y terribles, aterradoras escenas y movimientos perturbadores.

8. La lactancia materna completa tiene una duración de dos años.

Este es el derecho del niño si lo necesita y no puede prescindir de él. El Corán confirma que mediante la adición de la palabra kaamilayn (es decir, completa o en su totalidad, en el versículo
"Las madres divorciadas también amamantarán a sus hijos dos años si desean completar la lactancia" [al-Baqarah 2]). Si la que está amamantando al niño quiere dejar de amamantarlo, debe dejar de amamantarlo poco a poco, y no dejar de amamantarlo de repente en una sola vez, sino que debe conseguir que se acostumbre poco a poco por el daño que se pueden hacer por cambiar la alimentación del niño y el hábito de una vez.

9. Es un maltrato sobre los niños el permitirles comer hasta hartarse de comida, comer y beber mucho.


Una de las formas más beneficiosas para la formación es darle menos comida, para que puedan digerir bien y gozar de buena salud, habrá menos desechos en sus cuerpos y sus cuerpos serán saludables, y tendrá menos enfermedad por tener menos desperdicios de comida en sus cuerpos.

10. Una de las cosas que el niño necesita con más urgencia es mucha atención en su bienestar moral.

Él crecerá como aquel que le está criando y hará lo mismo que él desde pequeño. [Si esto es] resentimiento, ira, argumentación, prisas, darle con facilidad los caprichos y deseos, la locura, mal pronto y codicia, entonces será difícil para él cambiarlo cuando crezca. Por lo tanto usted encontrará que la mayoría de la gente están desviadas en su carácter, por la forma en que fueron criados.

11. El tutor del niño debe evitar que él coja de los demás, porque si se acostumbra a coger, se volverá natural para él, y él crecerá como alguien que tiene y no da. Si el tutor quiere darle algo, él debe darle de su mano [es decir, darle al niño para que regale] de modo que saboreará la dulzura de dar.

12. Debe estar lejos de la mentira y la traición más de lo que se estaría alejado del veneno letal.

Una vez que se le permite obtener el hábito de la mentira y la traición, se ha corrompido su felicidad en este mundo y en la otra vida, y se le privó de todo lo bueno.

13. Él debe mantener lejos la pereza, la ociosidad, una vida de comodidad y demasiado descanso, y debe obligarlo a hacer lo contrario. No debe dejar que descanse más de lo suficiente para restablecer su energía para que pueda hacer más trabajo, pues la pereza y la ociosidad trae malas consecuencias y lleva al lamento. Yahya ibn Abi Kazir dijo:

"El conocimiento no se puede conseguir abandonando el resto del cuerpo."

14. Se debe conseguir que se despierte al final de la noche, por que es el momento en que la recompensa se ha asignado y se es premiado, algunos tendrán menos y algunos tendrán más y algunos serán privados de. Si él se acostumbra cuando es pequeño, será fácil para él cuando crezca.


[Tuhfat Al-Mawdud (194-203).]



Traducido del Inglés al Castellano por: Hayat al’andalusia.
Tomado de: http://islamentrehermanas.forumactif.com/t3615-consejo-de-ibn-qayyim-rahimahu-allaah-acerca-de-la-crianza-de-los-hijos

No hay comentarios:

Publicar un comentario