miércoles, 12 de diciembre de 2012

Lo Mejor Que Se Puede Hacer




Lo Mejor Que Se Puede Hacer

Ibn al-Qayim ha escrito en ‘Madarij as-Salikin’ (1/188):


“…Ellos dicen que la mejor adoración es hacer aquello que complacerá al Señor en cada tiempo acorde a lo que ese tiempo particular llama.

Luego, los mejores actos de adoración durante el tiempo del Jihad es el Jihad, incluso si eso lleva a abandonar ciertos rituales tales como la oración nocturna, ayuno, etc. De hecho, esto se aplica incluso si estas sin rezar una oración obligatoria completa como lo harías en tiempos de salvedad y calma.

Y la mejor cosa que puedes hacer cuando tienes un invitado, por ejemplo, es observar sus derechos como invitado y preocuparte con eso en lugar de los rituales recomendados en los que normalmente te ocuparías en ese tiempo.

Tal es el caso también de cumplir con los derechos de tu esposa y familia.

Lo mejor que se puede hacer durante las horas más tempranas de la mañana es ocuparse en la oración, el Qur'án, la súplica, el recuerdo de Allah y pedir SU perdón.

Lo mejor que puedes hacer cuando enseñes a un alumno o a una persona ignorante es volver toda tu atención completamente hacia su enseñanza.

Lo mejor que se puede hacer durante la llamada a la oración es dejar cuales quiera rituales en los que estés ocupado y ocuparte en repetir después del que hace la llamada.

Lo mejor que se puede hacer durante las cinco oraciones es intentar llevarlas a cabo de la mejor manera posible y apresurarse a realizarlas enseguida, y salir a la mezquita – aunque esté lejos – es mejor.

Lo mejor que se puede hacer cuando alguien necesita ayuda, física o financieramente es dedicarte a ayudar a esa persona, aliviando sus angustias, y colocar esto como una prioridad por encima de tu adoración privada en la que normalmente estarías ocupado.

Lo mejor que hacer cuando se recita el Qur’án es tener tu corazón y tu mente presentes para así reflexionar sobre este y entenderlo como si Allah se estuviera dirigiendo a ti personalmente con él. Luego, tener tu corazón presente para entender y reflexionar sobre ello y tener el entusiasmo de implementar sus órdenes es mayor que la atención del corazón de uno que ha recibido un mensaje de un gobernante, hacia ese mensaje.

Lo mejor que se puede hacer cuando se permanece de pie en ‘Arafah es esforzarse en ser humilde ante Allah, suplicarLe, y recordarLe en lugar de ayunar.

Lo mejor que se puede hacer durante los primeros días de Dhu al-Hijjah es aumentar en adoración, especialmente diciendo ‘Allahu Akbar,’ ‘La ilaha illa Allah,’ y ‘al-hamdu lil-Lah.’ Esto es mejor aquí que el Jihad, que no es una obligación individual.

Lo mejor que se puede hacer durante las últimas diez noches de Ramadán es permanecer en la mezquita y secluirse uno mismo en ella, sin mezclarse con otros y ser distraído por ellos. Esto es lo mejor hasta el punto, que es mejor que enseñarles y practicar el Qur'án con ellos acorde a muchos de los sabios.

Lo mejor que se puede hacer cuando tienes un hermano que está enfermo o muriéndose es visitarle, asistir a su funeral, y preferir esto por encima de tu adoración en privado o actividades sociales.

Y  lo mejor que se puede hacer cuando te acontece un desastre o la gente te hiere, es cumplir con la obligación de tener paciencia mientras continuas interactuando con ellos y no huir de ellos, ya que el creyente que se mezcla con la gente y es paciente a pesar de su daño hacia él, es mejor que el creyente que no se mezcla con ellos y no es dañado por ellos.

Y lo mejor que puedes interactuar con ellos es en aquello que es bueno, y esto es mejor que aislarse de ellos en tal caso. En cuanto a las cosas malas, es mejor aislarse de ellas en tal caso. Sin embargo, si sabes que mezclarse en este caso, ayudará a quitar o reducir el mal, es mejor mezclarse con ellos que dejarlos.

Entonces, lo mejor que se puede hacer en cada tiempo y situación es aquello que complacerá a Allah en ese particular momento y situación y centrarse la principal obligación en ese tiempo particular y lo que quiera que esta requiera o necesite…”

Traducido al inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto original en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/ y http://ibnalqayim.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario