martes, 18 de septiembre de 2012

Respecto a la Guía del Profeta (salallaahu 'alaihi wa sallam) sobre Visitar al Enfermo




Respecto a la Guía del Profeta 

sobre Visitar al Enfermo

 Por Ibnul Qayím al-Jawzíah (rahimahullaah)

Él (salallaahu 'alaihi wa sallam) solía visitar a aquellos de sus compañeros (radiallaahu 'anhum) que estaban enfermos; y visitó a un chico que solía servirle de entre la Gente del Libro [1], y visitó a su tío quien era un politeísta [2], e invitó a ambos al Islam, y el judío aceptó el Islam.

Él (salallaahu 'alaihi wa sallam) se acercaba a la persona enferma, y se sentaba a su cabecera, y le preguntaba cómo estaba; y él acariciaba al enfermo con su mano derecha y decía:

¡Allaahumma Rabban-Nas! Adhhibil-Basa Washfi; Antash-Shafi, La Shifa' Illa Shifa'uka, Shifa'un La Yughadiru Saqman {que significa "Oh Allah, Señor de la gente, aleja la enfermedad y cúrale; Tú eres QUIEN sana y no hay curación excepto TU Cura- una cura que no deja enfermedad"}[3]


Y él (salallaahu 'alaihi wa sallam) solía suplicar por la persona enferma tres veces, como cuando el dijo (lo que significa): "¡Oh Allah! Cura a Sa'd" tres veces." [4]

Y cuando él (salallaahu 'alaihi wa sallam) visitaba a un enfermo, decía:

La Ba'sa Tahurun, In sha` Allaah {lo que significa "No te preocupes, te purificarás [de tus pecados] si Allah quiere." [5]}

Y algunas veces, él diría:

Kaffaratun Wa Tahur {lo que significa, "Expiación y purificación."}


Y él (salallaahu 'alaihi wa sallam) solía hacer conjuros (Ruqia ) si alguien estaba afligido con una úlcera, herida o algún otro tipo de queja. Colocaba su dedo índice sobre el suelo y luego decía:

Bismillaahi, Turbatu Ardina Biriqati Ba'dina, Yushfa Saqímuna Bi Idhni Rabbina {lo que quiere decir, "En el nombre de Allah, que el polvo de nuestra tierra, y la saliva de alguno de nosotros cure a nuestro paciente con el permiso de nuestro Señor."}

(Esto está en los 'Sahihayn' y esto niega la expresión del Hadiz respecto a los setenta mil, en los cuales es dicho: 'Ellos no realizan Ruqia' - ya que este es un error por parte del narrador).

Y no era parte de su guía reservar un día especial para visitar al enfermo o cualquier otro tiempo especial. Verdaderamente, él (salallaahu 'alaihi wa sallam) legisló para su gente visitar al enfermo día y noche. Él visitaba a personas que sufrían de enfermedades de los ojos y otras dolencias y, algunas veces, colocaba su mano sobre la frente de la persona enferma, después pasaba (la mano) sobre su pecho y su estómago y decía:

Allaahumma ashfih {lo que significa, "¡Oh Allah! Cúrale"}, y pasaba (su mano) por su cara también.

Si encontraba que la enfermedad era terminal, él decía:

Inna Lillahi wa Inna Ilaihi Raji'un {lo que significa, "Verdaderamente, pertenecemos a Allah y hacia Allah debemos retornar."}


[1] Narrado por Al-Bukhari, bajo la autoridad de Anas bin Malik (radiallaahu 'anhu)

[2] Narrado por Al-Bukhari y Muslim

[3] Narrado por Al-Bukhari y Muslim

[4] Narrado por Al-Bukhari y Muslim

[5] Narrado por Al-Bukhari, bajo la autoridad de Ibn 'Abbas (radiallaahu 'anhumma)


Referencia: Mukhtasar Zad Al-Ma'ad; Capítulo sobre Su (salallaahu 'alaihi wa sallam) Guía en Visitar al Enfermo

Traducido al castellano por: Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com y http://ibnalqayim.blogspot.com/
Texto en inglés: http://maktabasalafiya.blogspot.com/

sábado, 15 de septiembre de 2012

La sodomía y el lesbianismo en el Islam


La sodomía y el lesbianismo en el Islam


Ibn al-Qayyim dijo:


" El lesbianismo y la sodomía provocan un deterioro contrario a la sabiduría de Allah que se refleja a través de Su creación y Su orden. La sodomía causa innumerables daños. El sujeto de esta práctica debería preferir ser matado antes que sufrirla. Ya que se deja exponer a un deterioro irreversible, pierde el sentido del bien y del pudor de modo que no se avergüenza de Allah ni de Sus criaturas. El esperma del sujeto altera su corazón y su alma de la misma manera que el veneno se propaga en un cuerpo. Existe una divergencia de puntos de vista sobre la cuestión de saber si el sujeto accede al paraíso. Dos opiniones son emitidas al respecto. Y las escuché a Sheij al-Islam (que Allah tenga misericordia de él) relatarlas "

Ver al-Djawab al-Kafi, p. 115.

http://lecouple.enislam.over-blog.com
Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com
En castellano: http://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com y http://ibnalqayim.blogspot.com/

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Ibn al-Qayim Habla de la Sabiduría de la Poligámia Islámica


Ibn al-Qayim Habla de

 la Sabiduría de la Poligámia Islámica

Primero, él aborda la sabiduría en la limitación del número de mujeres expresamente a cuatro:

"... luego, esto es de la amplitud de Su bendición y Shari'ah, y es de acuerdo a Su sabiduría, mirsericordia, y beneficio para con Sus siervos. Esto es debido a que uno de los objetivos del matrimonio es las relaciones sexuales y la realización del deseo de una persona, y de entre la gente hay aquellos que son superados por su deseo, y no están satisfechos con una. Entonces, Él le permitió una segunda, tercera, y cuarta (es decir tres mujeres adicionales) ... y el Legislador ha unido numerosas normas a este número (tres), como Él ha permitido al migrante que permanezca en Makkah durante tres días después de completar sus rituales, y ha permitido que el viajero se limpie sobre sus calzados durante tres días (N.T.C. pasando las manos mojadas sobre sus zapatos en la ablución), y ha hecho que la duración preferida de recibir a un invitado sea por tres días ..."

Él entonces continúa explicando la sabiduría en el permiso de las múltiples esposas para el hombre, en exclusión a la mujer:

"... esto es de la plenitud de la Sabiduría del Señor Exaltado, y Su bondad y piedad hacia Sus siervos, y de (ÉL) tener en cuenta sus intereses, y Él es Glorificado por encima de hacer algo otro que esto, y Su Shari'ah está muy distante de venir con otro que esto. Si fuera permitido para la mujer tener dos maridos o más, el mundo se arruinaría, y la progenie se perdería, y los maridos terminarían por matarse el uno al otro, y ocurriría una crisis, y la fitnah llegaría a ser intensa, y estallaría la guerra. ¿Y cómo puede el asunto de la mujer permanecer firme cuando ella tiene a compañeros peleándose? ¿Y cómo puede el asunto de estos mismos compañeros permanecer firme? De este modo, la Shari'ah con aquello con lo que esta vino de oposición a esto es de las mayores de pruebas de sabiduría, piedad, y consideración del Legislador.

Luego, si es dicho: ¿cómo pueden ser tenidos en cuenta los intereses del hombre, siendo él capaz de casarse con quien él quiera, realice su deseo, y cambiando de una mujer a otra conforme a sus deseos y necesidades - todo mientras que las necesidades de la mujer son justo como las necesidades de él, y los deseos de la mujer son justo como sus deseos?

Contestamos: ya que la naturaleza de la mujer es estar oculta tras las paredes y escondida en las profundidades de su casa, y su humor es más sereno que el del hombre, y sus (de ella) movimientos externos e interiores son menos que sus movimientos (de él), y al hombre le ha sido dada fuerza e intensidad que conducen su deseo más aún que el de la mujer, y él ha sido probado con lo que ella no ha sido probada, le es concedida la opción de tener múltiples cónyuges que no son disponibles para la mujer. Esto es de lo que Allah ha reservado exclusivamente para el varón, y los ha preferido sobre las mujeres, como Él ha preferido para ellos el ser Mensajeros, la Profecía, Khilafah, la monarquía y el liderazgo, autoridad, la Yihad, etc. sobre las mujeres. También, Él ha hecho que los hombres sean los guardianes sobre las mujeres, que viajan para el propósito de sus (de ellas) mejores intereses, constantemente en busca de medios para sustentarlas, encontrando peligros, y exponiéndose a sí mismos a todo tipo de privaciones en el camino de hacer lo que es mejor para sus mujeres. Luego, el Señor Exaltado es Agradecido e Indulgente, y Él les agradece por esto, y los ha compensado inculcando para ellos lo que Él no inculcó para sus esposas.

Y si usted compara la fatiga, adversidad, y esfuerzos del hombre en la realización de los intereses de las mujeres con lo que las mujeres tienen que soportar de celos, usted encontrará que la parte del hombre de tener que soportar esta fatiga, adversidad, y esfuerzo es mucho mayor que lo que las mujeres tienen que soportar de celos ... '

Y continúa:

"En cuanto a quién dice que el deseo de la mujer es hasta más que el del hombre, no es así. La fuerza impulsora detrás del deseo es el ardor (lit. calor). Luego ¿dónde está la fogosidad de la mujer en comparación con el ardor del varón? La mujer - debido a su tiempo libre, lentitud, y ausencia de aquello que la mantiene ocupada del cumplimento de su deseo - podría ser alcanzada por su deseo, y no encontraría aquello que lo oponga. Sino que más bien, éste encuentra un corazón y un alma libre de distracción. De modo que, es capaz instilarse a sí mismo dentro de ella al sumo, resultando en una suposición de que su deseo es varias veces (mayor) que el del hombre, y no es así.

Y de aquello que demuestra esto, es que si un hombre tiene relaciones sexuales con su esposa, él puede tener relaciones sexuales con otras mujeres en el mismo marco de tiempo, y el Profeta (salallaho aleihi wa sallam) solía rondar a todas sus mujeres en una sola noche, y Sulayman fue a 90 mujeres en una sola noche, y se sabe que con cada mujer, él muestra deseo y ardor que lo conducen a tener relaciones sexuales. La mujer, por otra parte, si el hombre completa su deseo con ella, ella se vuelve agotada, y no busca completar su deseo con cualquier hombre adicional dentro de aquel marco de tiempo.

Entonces, la sabiduría del Decreto, la Legislación, la Creación, y Orden es puesta en práctica, y la alabanza es para Allah."

['I'lam al-Muwaqqi'in'; 2/64-66]


* N.T.C.= Nota del traductor al castellano.

Traducido al castellano por: Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/2012/04/ibn-al-qayim-habla-de-la-sabiduria-de.html
Texto en inglés: http://maktabah-alfawaaid.blogspot.comhttp://maktabasalafiya.blogspot.com/2012/04/ibn-al-qayyim-discusses-wisdoms-of.html

lunes, 3 de septiembre de 2012

Engañado Por el Pecado




Engañado Por el Pecado

Ibn Qayim:
"Hay aquellos quienes no ven los efectos de un pecado, y son engañados por este. No se dan cuenta que el pecado puede tener su efecto poco tiempo después."

(ad-Da', p.64)


Traducido del inglés por Ummu Abderahman Yasmina al Andalussia
Texto en castellano: http://perlasdelislam.blogspot.com/ y http://ibnalqayim.blogspot.com/
Texto en inglés: http://maktabasalafiya.blogspot.com/2012/02/tricked-by-sins.html